Cómo proteger a los niños del sol

Bienvenido un día más al blog de Madres y Padres, en la nueva entrada de hoy hablaremos sobre cómo podemos proteger a nuestros hijos del sol. Debemos pensar que la piel tiene “memoria” por lo que si dejamos que nuestros hijos se quemen o estén demasiado expuestos a los rayos UV, les puede pasar factura en el futuro.

Normalmente, cuando vamos a la playa o la piscina ya vamos con la idea de proteger a nuestros hijos del sol, pero cuando vamos a pasear o al parque no lo solemos tener tan en cuenta. Es importante pensar que si la piel está expuesta al sol, es necesario aplicar protección.

Medidas de protección

La primera medida que debemos tomar es evitar que nuestros hijos estén expuestos al sol durante las horas de más calor, es decir, entre las 12 y 16 horas. En este horario es mucho más fácil que nuestros hijos se quemen, además de que es más probable que sufran deshidratación.

También debemos intentar ir, siempre que sea posible, a la sombra. Que estemos en la sombra no quiere decir que no debamos ponerles crema solar y otros protectores, pero lo cierto es que gracias a la sombra los rayos del sol no incidirán tanto en la piel de nuestros hijos y soportaremos mejor el calor.

La crema que debemos utilizar debe ser específica para niños y proteger frente a la radiación ultravioleta, UVB y UVA. Además, el FPS nunca debe ser inferior a 30, cuanto más alto sea mejor será la protección.

Los días que más debemos tener en cuenta las precauciones son los primeros días que vayamos a la playa o piscina y aquellos en los que la radiación solar sea muy alta. Estos días son clave ya que la piel es más propensa a sufrir daños.

Primeros días de sol

Como hemos dicho anteriormente, los primeros días que los niños vayan a tener mucho más contacto con el sol debemos tener especial cuidado. Los niños están todo el año con el cuerpo cubierto y de golpe su piel se expone a largas horas de sol que pueden causar daños irreversibles.

Lo mejor para estos primeros días es, además de la crema solar habitual, utilizar prendas con filtro UV que seguirán siendo eficaces incluso dentro del agua, ya sea en la playa como en la piscina. De esta forma, nos aseguramos de que están completamente protegidos, como mínimo los primero días que su piel recibe los rayos del sol.

Fuente: https://unamadrecomotu.com/proteger-ninos-sol/

Comentarios cerrados.